Notice

This multimedia story format uses video and audio footage. Please make sure your speakers are turned on.

Use the mouse wheel or the arrow keys on your keyboard to navigate between pages.

Swipe to navigate between pages.

Let's go

Muerte en la sabana

Logo http://multimedia.dw.com/caza-furtiva-en-africa
Video

Goto first page
Video

Los rinocerontes son una de las últimas cinco especies de gran tamaño de África, los "big five" o "cinco grandes" del continente. Un rinoceronte puede pesar más de tres toneladas. A principios del siglo XX había en el mundo unos 500.000 ejemplares. Hoy quedan apenas 30.000.

Goto first page
Video

El rinoceronte sólo tiene un enemigo: el ser humano. La demanda de cuerno de rinoceronte es mortal para la especie.

Goto first page
Video

Desde 2007, el índice
de caza de rinocerontes
aumenta de forma
alarmante. La mayoría
son cazados en el
Parque Nacional Kruger,
donde en 2015 cayeron 
1175 ejemplares. 

(WWF)

Goto first page
Video

Hoy quedan en Sudáfrica alrededor de 20.000 rinocerontes, lo que equivale a cerca de dos tercios de la población mundial. En Sudáfrica fue preciso realizar un arduo esfuerzo para que la especie llegase al siglo XXI. Pero tal vez haya sido en vano, pues la caza furtiva continúa.

Goto first page
Video

El Parque Nacional Kruger tiene el tamaño aproximado de la mitad de Suiza, y es uno de los últimos refugios del rinoceronte africano. La amenaza viene de afuera. En las inmediaciones del parque se asientan personas en su mayoría pobres. Y la caza furtiva promete dinero rápido.

Goto first page
Video

La lucha por los últimos rinocerontes de África se está tornando cada vez más violenta. Los guardas forestales se enfrentan hoy a bandas fuertemente armadas que no dudan en disparar. Para protegerse, los guardaparques ocultan sus rostros.

Goto first page
Video







En el parque Kruger no todo es sabana. En las zonas boscosas la visibilidad es reducida, y los furtivos lo aprovechan para ocultarse. Esto incrementa el peligro para los guardas forestales. Normalmente salen a patrullar en parejas, para protegerse unos a otros. Solo solicitan refuerzos cuando el peligro es inminente. La vigilancia es mayor en los límites exteriores del parque. Los guardaparques disponen de recursos como perros guardianes, helicópteros y aviones.

Goto first page
Video

Goto first page
Video


Muchos guardas forestales viven en pueblos y ciudades pequeñas, fuera del parque. A menudo, los cazadores furtivos y los mediadores son sus vecinos. Un riesgo adicional para los guardas y sus familias.

Goto first page
Video

Guarda, unidad contra la caza furtiva del Parque Nacional Kruger

Goto first page
Video










El cuarto de comunicaciones del cuartel general es el epicentro de la caza a los furtivos. Es el lugar desde el que se envían los refuerzos cuando las patrullas de búsqueda detectan a sospechosos. En caso de que se produzca un enfrentamiento, es fundamental llegar rápido. Por eso cuentan con un aeródromo propio con helicópteros listos para despegar.

Goto first page
Video












En este lugar secreto y muy bien vigilado se almacenan cientos de cuernos de rinoceronte y colmillos de elefante confiscados. Restos que valen millones y a la vez simbolizan el sinsentido de la masacre.

Goto first page
Video

El trabajo de los guardas se ha vuelto más peligroso.

Goto first page
Video



En los últimos diez años han muerto más de mil guardas forestales en servicio en todo el mundo. Solo en 2015 perdieron la vida más de cien. La mayoría fueron asesinados por cazadores furtivos.

(Federación Internacional de Guardaparques)

Goto first page
Video

Los furtivos matan a los rinocerontes únicamente por su cuerno. El resto del animal se deja abandonado en la naturaleza.

Goto first page
Video

Un kilogramo de cuerno de rinoceronte puede llegar a valer hasta 60.000 dólares (unos 53.000 euros) en el mercado negro asiático. Un cuerno grande pesa entre 1,5 y 3 kilogramos. Por lo tanto, el vendedor final puede recibir fácilmente más de 100.000 dólares por unidad. En Asia el cuerno es un símbolo de estatus. Puede molerse para añadirse, por ejemplo, a cócteles exclusivos. También se le atribuyen propiedades curativas milagrosas.

Goto first page
Video

La ruta para el tráfico de cuerno de rinoceronte comienza en el Parque Nacional Kruger. Desde allí continúa hasta Asia pasando por Maputo, la capital de Mozambique. A menudo, dos días después de la muerte del animal la mercancía ya se encuentra en el mercado ilegal de Vietnam, uno de los principales países consumidores.

Goto first page
Video

En Asia se considera que el cuerno de rinoceronte es una medicina milagrosa. Se cree que baja la fiebre y cura el sarampión, el ictus e incluso el cáncer, entre otras muchas cualidades. El cuerno no se compone de ninguna materia mística, sino de queratina, el material del que están hechas las uñas.

Su valor medicinal es completamente nulo.

Goto first page
Video

Una vez que los guardaparques han descubierto un rinoceronte muerto, los expertos comienzan a investigar en busca de cualquier indicio sobre los autores.

Goto first page
Video









Hace unos días, unos cazadores furtivos mataron a este rinoceronte blanco. Todo indica que le arrancaron el cuerno con un hacha. Desde entonces el cadáver se pudre al sol, a merced de los buitres. Buscar pistas aquí no es para estómagos débiles. El hedor de la putrefacción intoxica el aire.

Goto first page
Video



Las moscas son capaces de detectar un cadáver en un brevísimo lapso de tiempo. Depositan millones de huevos en el cuerpo y acompañan el trabajo de los forenses con su incesante zumbido.

Goto first page
Video

Frick Rossouw, experto forense

Goto first page
Video



La búsqueda de pruebas no es una tarea apta para personas delicadas. El equipo tiene que hurgar entre varias toneladas de carne en lento proceso de descomposición hasta encontrar la bala del cazador furtivo.  

Goto first page
Video

Bella Khoza, agente de los Parques Nacionales de Sudáfrica (SANParks)

Lleva dos años en el equipo

Goto first page
Video









La piel de rinoceronte tiene varios centímetros de grosor. Un cuchillo afilado y resistente es indispensable. El primer corte debe ser profundo.

Goto first page
Video

A menudo el hedor es insoportable. Horas después, sigue impregnando la ropa.

Goto first page
Video












En los árboles cercanos, los buitres esperan pacientemente a que el equipo forense se retire. Entonces comienza el festín.

Goto first page
Video

Los investigadores identifican el lugar desde donde se disparó al animal.

Goto first page
Video












En algún lugar, oculto entre la hierba, los guardas encuentran un cartucho vacío. El cazador furtivo recargó el arma para disparar a un segundo rinoceronte, que yace a pocos metros de distancia del primero.

Goto first page
Video

Goto first page
Video

En el Tribunal regional de justicia de Skukuza, en el Parque Nacional Kruger, los cazadores furtivos responden ante la justicia. Cada año hay varios centenares de casos. Las penas son draconianas: veinte o treinta años de cárcel. Apenas hay absoluciones.

Goto first page
Video






Los furtivos suelen ser hombres jóvenes que esperan enriquecerse rápidamente gracias a la caza ilegal. Los sindicatos del crimen los reclutan prometiéndoles mucho dinero. Muchos terminan en la cárcel. Entre enero y agosto de 2016 fueron detenidas en Sudáfrica 414 personas acusadas de caza furtiva, 177 de ellas en el Parque Nacional Kruger. A la justicia sudafricana no le tiembla la mano: la caza furtiva se considera un delito grave.

Goto first page
Video

Ansie Venter, fiscal

Goto first page
Video












El hombre que se sienta en el banquillo de los acusados pasará media vida en la cárcel por haber disparado contra un rinoceronte. Los mediadores le hubiesen pagado alrededor de 500 dólares de recompensa por el cuerno del animal.  




Goto first page
Video

Todos los miércoles se celebran audiencias en el Tribunal de Skukuza.

Goto first page
Video











Aquí termina la libertad para estos hombres, durante años o décadas. Muchos se convirtieron en cazadores furtivos debido a las dificultades económicas. Es el perfil que buscan los sindicatos. Estos jóvenes son a la vez víctimas y victimarios.









Goto first page
Video

Atrás quedan las familias de los cazadores condenados. Su destino es amargo. Sin ingresos, les espera un futuro incierto. Los sindicatos criminales abandonan a los familiares cuando un cazador furtivo es detenido o muere.

Goto first page
Video

Goto first page
Video

Goto first page
Video

Los rinocerontes no son los únicos animales en peligro de extinción. También los elefantes africanos están desapareciendo por culpa de la codicia humana, que igualmente se extiende al marfil. Se calcula que a principios del siglo XX había un número muy superior al millón de elefantes. En 2016 quedan unos 352.000. Dentro de diez años es probable que sólo vivan alrededor de 160.000 ejemplares en estado salvaje en África. ¿Y después?

(Gran Censo de Elefantes)

Goto first page
Video









Si no se pone coto a la caza furtiva, a mediados del siglo XXI todos los rinocerontes y elefantes salvajes del mundo habrán sido exterminados.

Goto first page
Video








Dedicado a los guardaparques que en todo el mundo arriesgan sus vidas para proteger la naturaleza de nuestra Tierra.

Goto first page
Video

Un documental para Internet de Jürgen Schneider

Cámara y sonido:
Henner Frankenfeld

Fotos:
Henner Frankenfeld,
Boris Geilert, Jürgen Schneider

Edición:
Benno Frevert

Redacción:
Global Ideas

Dirección:
Manuela Kasper-Claridge

Goto first page
Video



Parques Nacionales de Sudáfrica (SANParks)

Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF)

Federación Internacional de Guardaparques (IRF)


Goto first page
Scroll down to continue
Swipe to continue

New Pages

Since your last visit, pages have been added to this pageflow:

...and more

Close hint